domingo, 7 de octubre de 2012

Una Escuela Pública, gratuita de calidad, Laica y coeducativa. Sin Exclusiones. Que se supriman todos los conciertos educativos.



POR FAVOR ENTRAR EN EL ENLACE Y UNIROS A LA CAUSA ADEMÁS DE COMPARTIRLA CON VUESTROS AMIGOS/AS
DEFENDEMOS:
Una Escuela Pública, gratuita de calidad, Laica y coeducativa.  Sin Exclusiones.

Que se supriman todos los conciertos educativos.


Únicamente la Escuela Pública, que cumpla los requisitos de ser Universal y Gratuita, Democrática y Laica, puede garantizar la igualdad y efectividad del derecho de todas las ciudadanas y ciudadanos a la Educación.
 Exigimos que la religión y el adoctrinamiento salga de la esfera escolar y que el Estado se comprometa en exclusiva, frente al actual proceso privatizador, con el desarrollo de una Enseñanza Pública Universal, Gratuita, Democrática, de calidad y Laica, que ampare el derecho ciudadano a una Educación en igualdad de condiciones. (Objetivo de la plataforma Europea por una escuela Laica)

¿Por qué una escuela pública gratuita?
Porque el estado es el encargado  de velar por el bien de todos los ciudadanos, el bien común. El bien de una persona es su pleno desarrollo. El primer ámbito de despliegue es la familia, pero por la absorción del trabajo, la enorme cantidad de conocimientos, la enorme tradición cultural, histórica que se quiere transmitir es que se opta  por confiar dicha transmisión, desarrollo de habilidades, desarrollo integral  de la persona  para su plena inserción  en la sociedad a una institución determinada que se dedique a eso, que se llama Escuela.
¿Qué significa gratuito?  Que no se paga aquello  a lo cual tenemos derecho esencial, como vivir, respirar y educarnos, los dos primeros físicos, biológicos, el último menos aprehensible.
Por lo tanto: Si reconocemos que la educación es un derecho esencial del ser humano, debe de ser por ende, gratuita.

¿Por qué una educación de calidad?


Se establece que una educación es de calidad si ofrece los apoyos que cada quien necesita para estar en igualdad de condiciones, y así aprovechar al máximo las oportunidades educativas y ejercer el derecho a la educación, con el propósito de alcanzar los máximos niveles de desarrollo y aprendizaje de acuerdo con sus capacidades. Una escuela de calidad, como aquella que asume en colectivo, la responsabilidad por los resultados de aprendizaje de todos sus alumn@s; que se compromete con la mejora continua de los procesos y de los resultados educativos; que se constituye en un centro seguro y útil a su comunidad, que cuenta con infraestructura, equipamiento y tecnología de vanguardia; que contribuye con equidad al desarrollo integral de sus alumnos para que desarrollen las competencias requeridas para alcanzar una vida plena que les permita una convivencia democrática, su participación en el trabajo productivo y aprender a lo largo de su vida. 


¿Por qué Laica?



Según lo dicho la Escuela pública sería aquella que, sostenida con fondos públicos, y controlada públicamente, asumiera en su seno la pluralidad social, que compensara desigualdades, que estuviera gestionada democráticamente, que proyectara a través de su práctica la formación de un ciudadano libre, crítico, comprometido y solidario. Una escuela laica, respetuosa con las diferentes creencias o descreencias pero ajena a las prácticas doctrinarias, y que sirviera de articuladora social en torno a un conjunto de valores cívicos ampliamente compartidos. Sólo siendo laica, sus valores serán los principios universales de la razón y no estarán dictados por ninguna iglesia ni sujetos a dogmas particulares. 



¿Por qué son preferibles las escuelas coeducativas?

¿Educación mixta (coeducativa) o no? Es un debate que aún hoy muchos padres se plantean, pero debemos saber por qué las escuelas coeducativas son una alternativa más adecuada.


Desde la escuela, se debe fomentar la igualdad y evitar la discriminación, y esto es lo que se intenta cuando llevamos adelante grupos coeducativos. Pensar que las niñas o los niños requieren diferentes tácticas de enseñanza porque “son diferentes”, nos habla de una división y una forma de apartar. 

De igual manera, esta situación no es consecuente con la realidad que viven los pequeños, ya que en el mundo exterior se toparán con niños y niñas por igual y es mejor que sepan cómo manejarse en esas situaciones.




La escuela coeducativa los ayuda a socializar con una variedad mayor de personas, lo que los vuelve seres menos temerosos cuando se encuentran con otros, los ayuda a desarrollar su sentido de la solidaridad y a ponerse en lugar del otro. Todos estos elementos son muy positivos para el desarrollo de los niñ@s. Cuanto más acostumbrad@s estén a estar en contacto con pares de ambos sexos, mejor podrán desarrollarse en un ambiente normal sin sentirse intimidados por la mirada del otro sexo. 

La escuela conjuntamente niños y niñas con el mismo currículum implica una primera forma de coeducación. Ayuda, a erradicar el sexismo, no como antaño que los objetivos de la escuela era diferente para mujeres y hombres), 

Hoy día, gracias a la coeducación, chicos y chicas dentro de un mismo aula tienen la oportunidad de aprender lo mismo, las mismas materias, el mismo contenido. Y esto es lo que ha originado, la reducción de los estereotipos sociales existentes, de tal forma que hoy día encontramos un mayor número de hombres que lloran, más mujeres agresivas, más hombres que cuidan de sus hijos/as, un mayor número de mujeres que dominan más las matemáticas que las letras, hombres que hablan más que las mujeres, y mujeres que piensan más en sexo que los hombres.


¿Por qué no a la dotación de los centros privados concertados?

Evidentemente, Financiar lo Privado desfinancia lo público. Luego, nos encontramos con una gran contradicción: si, constitucionalmente, el Estado está obligado a garantizar para todos los ciudadanos una educación pública, laica y gratuita (y de calidad), por qué contraría su deber y debilita su presupuesto sosteniendo instituciones que no son gratuitas ni laicas (en muchos casos) y que potencian su valor simbólico social presentándose como “la opción” a lo público, con todo lo que esto representa. Además, no podemos seguir permitiendo la pérdida de trabajo en la enseñanza pública y sin embargo mantenemos los de la enseñanza privada concertada. 

Cada familia está en su derecho de elegir la educación más adecuada para sus hij@s, pero si no está conforme con la que el estado le ofrece, pues que paguen un centro privado que todos sabemos qué significa esa palabra, es decir, de pago.


Mª Carmen Alcántara Benítez

No hay comentarios:

Publicar un comentario